Archive for June, 2006

Detalle de busto en granito

Thursday, June 29th, 2006

Uno de los últimos vestigios de mi desaparecida Fujifilm FinePix 4700 Zoom. Total que, analizando mí archivo de fotografías y después de muuuucho mirar, encontré este detalle y me decidí a procesarlo y subirlo a Flickr.

Y mientras estaba en ello, probé el aún en beta Lightroom de Adobe, que parece se tornará en un serio competidor al Aperture de Apple. Este último era el que venía “usando”. Pero creo que estoy siendo muy generoso con él. Ya que el rendimiento que muestra en mi Powerbook G4 es tan bajo (leeeeento) que no he realizado mucho trabajo con él. Eso sí, hay que reconocerle que con el último update se han ganado un par de enteros en este aspecto.

Detalle Busto Granito

Pero, ¡centrémonos en la foto! Como se aprecia en el tamaño es un recorte, o suicidio fotográfico que diría alguno. Porque con la resolución de mi Fuji (3Mpx) y la capacidad resolutiva de su lente la cosa no está como para tener demasiado detalle.

Lo primero que hice fue importar la imagen a la librería de Lightroom, y comenzar a familiarizarme con el entorno (muy intuitivo), le añadí algún que otro tag y comencé a destriparla. Eliminé lo que sobraba para centrar el motivo principal y me decidí por pasarla a B&W, usando las opciones que trae Lightroom. Además de lo anterior roté la imagen para intentar alinear las líneas superiores algo más. Mi idea era acentuar la solemnidad de la figura y realzar el detalle del material, sobre el que está esculpido.
El resultado es el que veis.

A destacar lo cómodo, rápido e intuitivo que me resultó Lightroom. Creo que me va a costar volver a usar Aperture (a pesar de que hay algunas características que resultan muy innvadoras). Voy a postear la imagen en Caborian para que me den palos por todos lados :-).

P.S: Si como habéis adivinado esta semana tampoco hay olas. (September on my mind!)

Glidin’ again at last!

Thursday, June 22nd, 2006

Ha sido una sucesión de platos, problemas -golpes, roturas y enfermedades- dentro y fuera del agua lo que me había llevado a no surfear durante un tiempo… Tampoco mucho, ¡que uno está enganchado!. Finalmente, ayer SI, un buen baño, pequeñas olas pero bien formadas, casi todos los amigos igual a muuucha diversión. ¡Qué simple! pero ¡Qué complicado a la vez!.

Veamos las sesiones que me dejé de reportar:

Viernes, 26 Mayo: Vaya un viernes con previsiones mínimas y pocas ganas de viajar. Alvaro y yo decidimos tirar para Sopelana, después de una buena temporada sin meterme allá y el regreso no fue nada bueno…

Tras mirar las dos playas, a cual más petada, en la orillera de La Triangu parecía entrar con mediana frecuencia y algo más sólido. Evidentemente era el típico día de verano: sol, bastante viento y con una cantidad de gente masiva.

Le dejé a Alvaro el Pukas y yo me metí con el huevo, no iba con expectativas de coger mucho. Bueno, algo más que en Islares, si, porque esta orillera tiene algo más de fuerza.

Total que, en poco rato ya habían caído dos orilleras, rápidas y divertidas. Pero la cosa estaba complicadísima, más de 25 personas entre una primera línea de tablones y kayaks (sólo uno, y no era Julio), en el medio centro tabla cortas y bastantes kortxeros, más hacia la orilla otra línea de tabla cortas.

Bastante complicado el tema, pero llevaba un tiempo si n mojarme y las olas pilladas sabían a gloria. Ubicado en el medio (as usual) se luchaba lo que se podía y me llegue a pillar las 6 olitas, so far so good…

Hasta que se me ocurrió remar una ola babosa y fallé. Caí en la espuma, agarro el invento para recuperar la tabla y oigo los gritos de tío delante de mí. ¡¡Mierda!!, no se como pero le había dado… Todavía no se como, pero le dí y encima en la cabeza.

Me acerco para ver que tiene -sobre todo esperando que NO fuera con la quilla, por que es un 8,5″- y veo que sangra. Según me dice, no fue la quilla (¡¡menos mal!!). Lo acompaño fuera del agua y me ofrezco acantilado arriba a llevarle la tabla para llegar antes a que lo atiendan. Me da tiempo a examinar mi tabla y no veo signo de golpe, ni cantos, ni superficie de deslizamiento, ni nada…
Evidentemente, algo le tiene que haber hecho eso, pero no sé deciros que. Total que una vez arriba y ya más calmados ambos. Yo ya me había disculpado todas las veces posibles, sus amigos dicen que lo llevan a coser (finalmente fueron cuatro grapas). Le digo que si me tengo que hacer responsable de algo le dejo mi teléfono, pero dice que no importa. El chico averigüé después se llama Roscar y lamento muchísimo lo ocurrido, porque evidentemente me hubiera gustado evitarlo, pero ya es demasiado tarde.

El resto del día me quedé bien jodido… Esperé arriba a que Alvaro saliera para contarle la historia, mientras intentaba pensar como ocurrió todo (y de que forma podría haberlo evitado). Cada día que pasa me gusta menos surfear entre multitudes… supongo que deberé andar con 200 ojos más para evitar estas cosas. Debería haberlo visto… SAD HISTORY.

Sábado, 27 Mayo: Como el mar estaba de bajada y el viento no ayudaba tampoco, convenzo a Aitor para ir a Somo ¡¡¡como me gusta esta ola y eso que aún no la he cogido en buenas condiciones!!!. Llegamos algo tarde, sobre las 10.00h, pero afortunadamente el viento no había podido estropearla del todo.

Según salen dos surfistas, les pregunto como está el tema y confirman que hay un bañito. Así que, con rapidez pa’l agua, hoy también decido seguir con el huevo. Nos metemos en el primer pico que encontramos justo antes de llegar a la curva (los locales tendrán un nombre pero lo desconozco). Sólo había dos con tabla corta y una chica con un tablón, estuvimos un rato ahí hasta que nos quedamos solos y sin olas.

Estaba bien bonito al comienzo, knee high, bien formadas, algo lentas por el viento. Pasado un rato vemos a Eddie por la orilla y nos pasa de largo para irse al pico de la curva así que Aitor y yo vamos también pa’ allá! Y cuanto me alegré, porque estaba entrando algo mejor y con no demasiada gente en el agua. Buenas y largas derechas, muy divertidas.

Además, estuvimos en el agua con Manuel Martínez “Lolis”, y joder, es increíble verle surfear. Con su pedazo tablón (apuesto que era un 10’), pillando como si tuviera 20 años y con muy buen estilo ¡¡Sin duda excepcional!! No me creéis mirad estas fotos de Lolis en Somo, sacadas por Willy Uribe***, pinchando en la imagen veréis toda la serie.

Image 1 of 4 thumb Image 2 of 4 thumb Image 3 of 4 thumb Image 4 of 4 thumb

Podéis ver la galería completa de Lolis en la página web de Willy. La verdad es que verle en acción me hizo primero alucinar, y después reflexionar sobre el Surf.

Primero, es la prueba de que si te gusta nunca lo dejas. ¡Es un hecho!. Te alegras por dentro sabiendo que puedes llegar estár disfrutando a los 70 años con la misma intensidad que lo hacías cuando tenías 20.

Segundo, ver a gente mayor practicando tu mismo deporte, hace que te sientas integrado dentro de un movimiento. Más que ser la excepción a la regla, me refiero a que, ves un arraigo del deporte dentro de la sociedad, con antecedentes y con pasado. Por momentos dejas de verte como un loco, que le da por irse a pasar frío en invierno, en busca de ¡Dios sabe qué! En cierta forma supongo que se está forjando una cultura surfística y eso me parece cojonudo, porque aunque mínimamente todos nosotros somos parte de ello.

Por último, está el hecho de “saber” que, si continuas surfeando y te cuidas, tu cuerpo envejecerá lo suficientemente bien -I’m crossing my fingers here- ;) como para poder seguir dándole a la quilla hasta los 70 o más allá. Es decir, que ser mayor no implicará dejar de divertirse, en absoluto. Seguimos siendo niños hasta la muerte (eso lo tengo claro).
Ya veis, en dos días, lo malo y lo bueno del Surfin’. La verdad es que días como el viernes te hacen pensar en mandarlo todo al traste. Pero, días como el sábado te hacen pensar en que quizás lo anterior sólo fuera un mal día, y restan muchos buenos días de Surf como para renunciar.

More…

Al termino de estas dos jornadas, le sucede “The Great Flat” o El Gran Plato. Dos semanas de absoluta desesperación, en la que adopto otras aficiones y divertimentos varios. Entre semana, longboard con ruedas: para seguir con la buena racha, se me fastidian los tornillos del los ejes, y hace nada ¡¡¡el eje delantero!!! Como no puedo parar, entre semana retomo el saludable hábito de correr (estaba saliendo 1 día/semana) y durante el plato llegué a correr 5 días seguidos, sobre una hora (+ o – 8Km). Divertido pero no tanto como el Surf.
Pero sin duda, las mejores sensaciones, las obtuve en un par de subidas al monte:

Sábado, 3 Junio: subí al Gorbea (1.482 metros), con los compañeros de montaña de mi aita. Subimos desde Pagomakurre (883 metros), y fue mi primera subida, muy bonita, para las 10.00h ya estábamos arriba. ¡Vaya cantidad de buenas fotos que vi ese día! pero claro no me atreví a portear con los 2 kilitos de la analógica ese día. Por cierto, amigos los montes también se llenan en verano, para las once parecía aquello un centro comercial en hora punta. Me encantó la subida, y tenía muchas ganas de escaparme al monte porque este invierno no había podido escaparme ni una sola vez (el cantábrico nos ha dado mucho trabajo :-).

Sábado, 10 Junio: Esta vez cogido el gustillo del anterior sábado, ibamos al Kolitza (874 metros) para después subir al Burgüeño (1043 metros) todos ellos situados en la sierra de Ordunte, los montes más occidentales de Bizkaia.

Después leyendo sobre estos montes me entero que “este collado constituye la cabecera del profundo barranco Kolitza cuyo arroyo corre raudo hacia el Norte formando el río Aguera que atravesando la comarca de Las Encartaciones y penetrando en Cantabria, desembocará en la deliciosa ensenada de Oriñón.” al final todos los caminos llevan a Roma :-).

Fue una subida intensa, pero bonita, las vistas impresionantes tanto desde el Kolitza como desde el Burgüeño, a un lado todo el valle de Mena (Burgos) y al otro el valle de Karranza, muy muy bonito. Lástima no haber seguido hasta el Zalama.

Finalizado el gran plato, back to surfin’, hubo posibilidad de mojarse de nuevo.

Martes, 13 Junio: Aprovechando que entraba algo, largamos a Berria a media tarde. Donde nos encontramos, Eddie, Tireless y yo con waist high surf con fuerza aunque tocadete de viento. A mitad del baño, se nos unió Julete, que sabiamente apuntó que quizás Laredo hubiera sido una mejor opción. Tenía muchas ganas de mojarme, pero más todavía de estrenar las nuevas quillas. Me decidí por la Greenough transparente y apesar de que la coloqué demasiado delante, flipé con la facilidad de giro y la poca pérdida de velocidad, me reservo comentarios más profundo para próximo artículo. El baño no fue gran cosa porque estaban bastante rotas las olas, pero tuve muy buenas sensaciones.

Martes, 20 Junio: Esta vez si, recuperado de una otitis que me dejó 4 días, out-of the water. Había expectativas para un mini-baño en Islares y así fue. Serie hasta la cintura, con no demasiada gente, calor aunque nublado. ARF me puse morado, esta vez me salieron muchas cositas y muy buenas sensaciones con la quilla nueva, tras moverla ligeramente hacia atrás. La verdad es que el Bing va de muerte, pena un pelín más de fuerza y tamaño para recrearse aún más. Es destacable la percepción de una misma tabla al cambiarle la quilla, parece otra.
En el agua: Aitor, Eddie (otro en Paputxi más en ciernes), Julete (cuelga el remo ya), Valentín y el menda lerenda. Como no todo iba a ser bueno, la ola antes de salirme parado apunto de comenzar a remontar, un chaval joven me arroya desde una espuma marcándome la pierna con la 3 quillas (a poco más y otro toque!). Estoy tan feliz que el tajo no pasa de mera anécdota… One beautiful summer session.

Miércoles, 21 Junio: Repetimos sesión en Islares, pero esta vez no hubo suerte y el tamaño de las olas tan sólo llegaba a la rodilla. Estuvo divertido, pero escaso. En el agua, Alvarito y yo, conseguimos poner de los nervios a los 3 tabla corteros que nos acompañaban :-). Arriba, podéis ver una foto de cómo estaba ayer. En la ola: Jesús Barrón –Mr. Foam–, clásico entre los clásicos, leashless.

***Por último, agradecer a Willy Uribe, la gentileza de pasarme las fotos para poder incluirlas en esta entrada. ¡¡Muchas Gracias!!

Do you know what chimping is???

Monday, June 19th, 2006

I came across these videos at SportsShooter.com yesterday and had a few laughs watching ‘em. It’s pretty funny to see how all the professional shooters do it, even though they don’t admit it!
Check them out!

Of course, I never ever CHIMP!!! You can be sure about that… That’s the good part of shooting film!!!
Anyway if you shoot digital, you’d most probably be chimping *BUT* don’t worry about it ’cause you are not alone.

Chimping
A humorous term that describes a habit of digital photography (especially when using a Digital SLR) by checking photos on the LCD.

Uses:
- When a photographer gets excited like a monkey of a recent shot on the LCD and makes actions and sounds. (Oooh! Oooh! Aaah!)
– When a photographer is completely absorbed in the act of admiring a photo or proudly showing it off to others.
– By experienced photographers to describe the actions of “wannabe” photographers.
– The act of constantly removing the camera from your eye and review each and every shot again and again.
– The act of reviewing photos more often than taking photo.

Una de quillas…

Friday, June 9th, 2006

Fins Unlimited 9.0B RETRODejando al margen la falta de surf, hoy, hablo de quillas. Andaba uno con ganas de experimentar en este departamento, hasta hora siempre he ido a piñón: “One God, One Country, One Fin”.

Bueno, realmente, fue algo así: 3 quillas (cuando comenzé a aprender), después cuando has leído, probado y hablado, dices voy a quitar las dos de los lados, a ver que pasa, y pasó que ya no volví a ponerlas.

Así que, siempre voy en single. De hecho, mi última tabla no tiene opción de side bites. Lo cual no quiere decir que los tri-fins no sean muy útiles, pero en general prefiero la sensación de ir single-fin (un sóla quilla). Claro esta última tabla (mi ya famoso retro-huevo), da una sensación de surfear: relajada, recreandote en ello, en olas limpias y con pared. Sweeeet. Claro cuando el tema se pone feote: mar revuelta, viento feo y demás condiciones habituales del cantábrico: ya no es tan sweet, lo recoñozco, estaría bien tener una efectiva y eficiente, tri-fin que me de salida y agarre (psé, psé).

Retomando el tema single, todas las quillas que he llevado hasta hora son muy grandes: 9″ como mínimo, con bastante base (anchas) y también bastante rake -rastrillo, es la parte de atrás de la quilla-. Según la teoría que he leído sobre el tema, muy adecuadas para el noseriding (sobre todo la de la foto), dando empuje y velocidad en olas grandes y bastante control cuando está muy adelantado en la tabla. Como contrapartida, es más dificultoso girar rápido y cerrado, y cuando vas muy deprisa todavía más. Los giros son muy aaaaaammmplios permiten recrearseeee en ellos, si la ola te deja claro (normalmente en 2 giros ya te está cerrando malamente). En la imagen la quilla que uso habitualmente con mi Bing. Luego está también, el tema de como de atrás o a delante colocas la quilla dentro del cajetín central. Esto influirá en la facilidad y el radio de giro, es decir, lo abierto o cerrado que serán tus giros, y a la estabilidad en los mismos. Podéis aprender la teoría de mr. Harbour, comienza a 8,5″ de la cola, ir ajustando en incrementos de 1/4 de pulgada hacia la cola para eliminar derrapes de la cola.
Skeg Works

Total que, ya tenía echado el ojo a un par de modelos de la marca True Ames. Principalmente dos modelos: Uno réplica de unos diseños realizados por revolucionario George Greenough. Este kneeboarder (entre otras muchas cosas) californiano, revolucionó por completo el diseño de las quillas utilizadas en el surf. Pasando, gracias a sus diseños, de usar los típicos skegs (a pesar de lo que digan las pegatinas) a algo más parecido a lo que empleamos hoy en día.

Me resulta curioso lo que comenta acerca de la configuración de quillas en twin-fin de su Velo Spoon construido con balsa en 1962:

“a twin fin, but as time went on, I moved the fins closer together, and it kept working better and better. Eventually, it turned into a single fin!”

Velo Spoon

El otro tipo de quilla era una flexible, que en teoría ofrece, best of both worlds. Es decir empuje, propulsión,  en definitiva: velocidad de una quilla rígida y grande, mientras que la flexibilidad hace que se pueda girar con menos esfuerzo, y sin renunciar al control lo que en los días grandes vendrá de perlas. Como todo lo interesante está en el equilibrio entre la rigidez y flexibilidad, ya que demasiada flexibilidad hará que perdamos empuje y propulsión, que en días grandes también es interesante.
La quilla que pillé es el modelo L-Flex y está diseñada por Greg Liddle, su fino cuerpo proporciona una menor resistencia, lo que unido a su estrecha, y fléxible punta ayuda a mejorar los girosssssss (o eso dice la publicidad).

Pero lo realmente bueno de todo, es que antes de comprarlas directamente en la web y en un atisbo de inteligencia, raro en mi, dicho sea de paso, cuando de compras se habla. Me decidí a mira si en Ebay alguien vendiera alguna quilla de las dos, pues BINGO! las encontré ambas a la venta del mismo comprador. Long story short: por 40$ dos quillas casi nuevas, total un ahorro considerable.

Como no todo iba a ser bueno, aún no las estrené porque ya llevamos dos semana de plato infame.

Taking Fire, Need Assistance!

Tuesday, June 6th, 2006

Vaya seeeemaniiiiitaaaaaa, hasta las orejas de trabajo y compromisos… Como resultado: poco tiempo para actualizar esto. El pasado miércoles, llevé a cabo la cata que tenía que dar para un grupo de médicos intensivistas y algún nefrólogo que otro. Afortunadamente salió, muy bien y creo que conseguí hacer llegar mi mensaje, que era lo que intentaba. Ya daré más detalles y colgaré por acá la presentación (aunque está en inglés).
El viernes tuve cata con mis compañeros de la Peña Bilbao, esta vez tocó una horizontal tinta de Riojas del 96, ¡Impresionante!. De seguido, el sábado a la mañana, subí al Gorbea, menuda luz había a primera hora, y cuantas fotos impresionantes se podrían haber tirado… Por cierto, no penseís que sólo las playas se “petan” en verano, para los 11 de la mañana parecía aquello un parque de atracciones!!
Ya véis, diversificando. Porque amigos, MENUDO PUTO PLATAZO que llevamos, ¡¡¡Qué Viva Junio!!!. Desde el sábado 27 de Mayo sin mojar la goma, no recuerdo una sequía tan grande desde hace muuucho tiempo. Afortunadamente, esta vez me lo estoy tomando bien y los niveles de adicción están “at all-time low”. ¿Será porque lo intuía?. Me llegaron un par de quillas de segunda mano, que tengo por estrenar y hubiera sido demasiado estrenarlas de la misma.
Como no hay mal que por bien no venga, aproveché a llevar el BING a reparar. Espero sea menos de 10€!!!, son sólo 3 toques, una laminación en el canto como golpe más serio y dos detallitos en la punta… Por cierto, aprovechando que Alvarito compró kit de reparación, para reparar su Twin Fin de los 70′, se me ofreció para reparar mi tablón de combate Pukas… Evidentemente, servirá de conejillo de indias. Sólo le puse una condición, participar en el “arreglo”. Así que, Dios mediante y si la autoridad competente no lo prohibe, emularemos a Greg Noll en su garage y descojonaremos mi Pukas, a ver si aprendo a arreglar toquecitos. Desde luego tenemos un buen paciente para ensayar.

Pues eso, a ver si me pongo las pilas. Tengo un par de entradas más a medio terminar, que a ver si salen del horno esta semana.
STAY TUNED!